Ya puedes andar descalzo por casa gracias a tus vinilos y tu suelo radiante

Ahora que te acabas de mudar a tu nuevo piso de Sant Quirze, quieres darle un cambio a la vivienda para que esta se adapte más a tus gustos personales. Fundamentalmente, el factor que más incomodidad te genera, son los suelos de los que dispones. Por supuesto, con las navidades tan cerca y tras el desembolso económico que has realizado por la compra de la vivienda, ni te planteas ejecutar una reforma que te permita renovar completamente este aspecto. Sin embargo, no concibes verlos cada día.

No obstante, todo no es malo. La parte que te encanta de los suelos de los que dispones, es que poseen calefacción radiante. Esto prácticamente es un sueño hecho realidad, dado que, desde pequeño, has odiado ponerte zapatillas para andar por casa. De hecho, utilizas unos calcetines especiales para desplazarte por tu propiedad.

En RDH, sabemos que puedes conservar lo mejor de tus suelos, pero lograr una visión más atractiva de los mismos. La forma más sencilla de hacerlo es apostando por la instalación de suelos vinílicos. Como ya sabes, los vinilos quedarán estupendos, sobre todo, si optas porque un profesional del sector acuda a tu casa a instalarlos. Además, y teniendo en cuenta que tu suelo es radiante, será fundamental que te cerciores de que, el vinilo que has adquirido, es válido para soportar las temperaturas a las que se puede ver expuesto.

Para tener muy clara tu elección, deberás infórmate sobre aspectos relacionados con el grosor del material y la resistencia concreta que presenta al calor. De manera general, observamos que la temperatura máxima a la que se pueden ver expuestos, no puede superar los 27 grados centígrados. Si esta fuese superior, no se garantizaría la adecuada conservación del suelo, ni que el pegamento utilizado, resista correctamente. Por tanto, lo ideal es que acudas a tu tienda de suministros para el hogar y te informes directamente con el asesor comercial. Estamos convencidos de que solventará todas las dudas que puedas tener y te aconsejará en tu toma de decisiones. Seguro que te alegrarás cuando puedas caminar descalzo sobre tu nuevo suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *