Problemas habituales que aparecen en el hogar

Cuando compraste tu vivienda en  Sant Quirze, asumiste que, tarde o temprano, tendrías que ir ahorrando para reformarla. Eras conscientes de que con el paso del tiempo, irían apareciendo pequeños problemas, tales como humedades, goteras, grietas en las paredes, problemas con los desagües o las puertas.

En RDH, sabemos que uno de los problemas más comunes en todos los hogares, son las humedades. Estas generan una serie de manchas que, al margen de afear nuestras paredes, provocan que la pintura vaya perdiendo consistencia y pueda empezar a caerse. Dicho problema no es fácil de solucionar, sobre todo, si aparecen en una estancia que carece de buena ventilación y donde se condesa el agua. Por ello, lo más recomendable es disponer de aparatos que permitan deshumificar el ambiente. Si esto no lograra evitar la aparición de la humedad, debes utilizar lejía y pintura. En el caso de que tampoco puedas controlarla, deberás plantearte llamar a un especialista.

La siguiente problemática que nos encontramos son las goteras. Estas puede deberse a causas externas, tales como el mal estado de la instalación de nuestro vecino, o por el deterioro e nuestra. Si se produce alguna fuga, debes cortar inmediatamente el suministro de agua y cambiar la junta que esté deteriorada o utilizar alguna membrana impermeabilizante que impida la salida del líquido.

No es de extrañar que las puertas no cierren como deberían hacerlo. Generalmente el motivo es que alguna de las bisagras no se encuentran correctamente atornilladas o se han dilatado. En el primer supuesto, la solución es relativamente fácil, ya que solamente apretando fuertemente la bisagra mal colocada o cambiándola, volverá a funcionar como siempre. En el segundo caso, requerías la ayuda de un profesional. La importancia de esta cuestión reside en que las puertas, cuando se encuentran cerradas, nos ayudan a mantener mejor la temperatura de la habitación. De modo que, si no cierran de manera adecuada, dejaremos que nuestra calefacción o nuestro aire acondicionado se pierda al no poder aislar la estancia. Por tanto, estaremos mal gastando nuestros recursos energéticos hasta que no solventemos la situación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *