Guía para conseguir la casa de tus sueños: cómo afrontar la entrevista con el arrendador

En cuanto viste el anuncio publicado en el portal de la inmobiliaria, sabias que ese piso era lo que siempre habías deseado. Para empezar está en Ullastrell, requisito indispensable para mudarte. Así mismo, cuenta con el número de habitaciones que precisas, es exterior, tiene ascensor, te permite tener animales domésticos y tienes la opción de alquilar una plaza de garaje. Además, el estilo decorativo que han utilizado para la decoración de las estancias, te encanta. Definitivamente, este piso tiene que ser tuyo.

Para ayudarte a conseguirlo, desde RDH, vamos a aportarte unos consejos que permitan que el arrendador solo quiera alquilártelo a ti. Para empezar, debes mantener una actitud seria y educada durante la cita que programes para ver el inmueble. Elige previamente el vestuario que vas a utilizar, dado que debes dar una buena impresión e ir acorde al momento.

Es muy probable que, si le interesas, durante el proceso o cuando termine de mostrarte toda la vivienda, te realice preguntas personales encaminadas a conocer tu situación personal, familiar y laboral. Ten en cuenta que lo que pretende es cerciorarse de tu solvencia económica y si puede confiar en ti. Por tanto, te aconsejamos que muestres una actitud abierta y comunicativa, exponiendo los distintos aspectos que puedan ser de interés y resolviendo cualquier duda que pueda presentar. En el caso de que hayas tenido otros arrendamientos, no estaría mal que lo expusieses, dado que verá que conoces como funciona este tipo de transacciones y a qué te comprometes con ellas.

Si tras mantener una distendida conversación, te solicita información relativa a situación económica, debes mostrarte dispuesto a aportarle una copia de tu nómina para demostrar que puedes hacer frente a las cuotas que solicita por alquilar la vivienda.

No obstante, también te recordamos que, si en algún momento los requerimientos que te realiza te resultan excesivos, no dudes en exponer abiertamente la situación. Piensa que, si alquilas la vivienda, deberéis entenderos durante varios años y debes asentar una adecuada relación con el arrendador para que todo funcione bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *