No te congeles.

Acaba de llegar el mes de noviembre y, como puedes notar, viene acompañado de temperaturas considerablemente bajas. En RDH sabemos, sobradamente, que lo que ha ocurrido en los últimos años no ha sido corriente, fundamentalmente, porque ha habido temperaturas más veraniegas que otoñales en meses que no debería ser así. Para despedir a nuestro nuevo “veroño” y dar la bienvenida al invierno, va siendo hora de que vayamos sacando las mantas de nuestros armarios, busquemos una estufa y nos aseguremos de que no entra ni una pizca de aire por ningún resquicio. Esto, en principio, es lo que siempre hemos hecho. No obstante, con la finalidad de mejorar las prestaciones de tu casa de Sant Cugat, vamos a comentarte otras opciones que implican un pequeño desembolso económico, pero que evitarán que pases frio.

Algo que ya se monta en las viviendas de nueva construcción, en zonas donde las temperaturas bajas son comunes, es el suelo radiante. Este sistema compuesto por tuberías que se encuentran ubicadas debajo del suelo, conducen agua caliente provocando que haya un aumento de la temperatura ambiente de la vivienda. Para instalación de este sistema no es necesario que tengamos que levantar el suelo, o que compremos losas especiales, ya que se montan habitualmente sobre suelos de parqué, mármol o cualquier otro material.

Otra de las opciones que se utilizan para la climatización de los hogares, es la instalación del gas natural. Este sistema tiene como contrapartida la obligatoria gran inversión que hay que realizar para poder instalarlo, ya que será necesario hacer obras dentro de la casa para poder colocar los canalizadores del gas, los radiadores en las estancias que queramos tener climatizadas y la caldera que necesitarás para que todo funcione correctamente. A todo esto, siempre hay que sumarle el contrato que deberás realizar con la empresa que te suministre el gas. De modo que tendrás que asumir un nuevo recibo que deberás abonar regularmente. No obstante, cuando entes en tu casa y notes la temperatura tan agradable que hace en su interior, te aseguramos que esto ni tan siquiera te llegará a importar.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *