5 trucos de magia decorativa hechos solo con pintura

La pintura es una de las herramientas de decoración más versátiles. Con unos cuantos brochazos puedes solucionar varios problemas decorativos en tu hogar, desde restaurar una puerta vieja, hasta recrear un espacio más iluminado y amplio. A continuación, te presentamos algunos consejos para que aproveches al máximo esas latas de pintura que guardas en casa y te ahorres un poco de dinero.

  1. Sube (o baja) los techos

Si tus techos son demasiado altos, puede dar la sensación de un espacio poco acogedor. Para cambiar esto, puedes “bajarlos” al pintar de un tono un poco más oscuro su superficie. Haz la prueba y observarás cómo el espacio se ve más recogido. Si en caso contrario quieres subir visualmente tus techos, te recomendamos pintarlos de blanco.

  1. Destaca detalles de tu casa

Si vives en una casa antigua, con un estilo colonial o barroco, seguramente tendrá diferentes detalles poco comunes, como molduras en los techos o arrimaderos y zócalos. Retocar estos detalles con pintura, les dará un aire totalmente diferente, ¡inténtalo!

  1. Restaura tus puertas

Resulta mucho más económico que cambiarlas y el resultado te puede sorprender. Las puertas son lo primero que ve un visitante o un posible comprador, son la primera impresión de cada estancia, por eso no debes descuidarlas. Si son muy antiguas, tendrás que esforzarte un poco más, ya que será necesario un trabajo previo de lijado y restaurado para dejarlas lisas y listas para la pintura. Puedes pintarlas todas del mismo color o con otros tonos que hagan juego; te recomendamos los colores pasteles y los tonos azules.

  1. Renueva los muebles

Pintar los viejos muebles de madera puede aportar en gran medida a tu bolsillo y a la decoración, aunque antes de pintarlos debes restaurarlos y pulirlos. Para ello: una solución de fosfato trisódico para limpiarlos, masilla de madera para rellenar los agujeros y marcas, y papel de lija de grano medio para pulir las superficies. Para aplicar la pintura, puedes usar brochas, rodillo o spray. Puedes transformar ese viejo mueble aplicándole un color turquesa y si tienes algún mueble pesado, como una biblioteca, te sugerimos mimetizarlo con el mismo color de las superficies, así se verá más ligera.

  1. Actualiza azulejos anticuados

Los azulejos se pueden pintar para darles un aire renovado. Cambia el aspecto de tu baño anticuado o actualiza las baldosas setenteras de tu cocina con pintura. Antes que nada, deberás limpiar muy bien la superficie. Usa un rodillo de pelo corto y brochas compactas para que las cerdas no se adhieran al azulejo junto con la pintura. Utiliza pintura especial para su imprimación en azulejos, como esmaltes sintéticos de aspecto cerámico, y aplica una primera mano. Pasadas 24 horas, aplica la segunda capa y deja secar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *