4 claves para lograr una decoración de estilo étnico

La decoración étnica se basa en la mezcla de culturas ancestrales, dando como resultado la creación de espacios exóticos con cierto aire bohemio. Este estilo es ideal para espíritus viajeros y personas interesadas en las tradiciones y costumbres de otros países. Generalmente, esta decoración introduce en un ambiente moderno elementos de culturas como la africana, la india o la asiática. Así se obtienen espacios frescos y singulares. Además, se pueden agregar objetos personales que se hayan obtenido en algún viaje como mapas, postales o artesanías.

Si te sientes identificado con este estilo y quieres implementarlo, acá te dejamos cuatro claves para que logres el mejor resultado.

  1. Espacio multicultural

El pilar fundamental del estilo étnico es precisamente la combinación de culturas, así que puedes buscar inspiración en decoraciones africanas, caribeñas, árabes o asiáticas. Lo ideal es saber integrar los elementos representativos de cada cultura sin llegar a sobrecargar los espacios. Recuerda que también es necesario mantener la frescura y evocar con la atmósfera cierta libertad.

  1. Materiales naturales

Es sumamente importante que selecciones materiales 100% naturales que sean propios de las civilizaciones ancestrales. Así que aprovecha la calidez de la madera, la riqueza estética de los tejidos orgánicos y las diferentes fibras vegetales. Del mismo modo, usa barro, piedra, plantas como el bambú y hojas de malanga, pues le dan frescura a los acabados y suelen evocar la exuberancia de los paisajes foráneos.

  1. Colores cálidos

Los materiales con fibras vegetales y los tejidos orgánicos marcan las tonalidades de los espacios. Reinan, entonces, colores cálidos como el naranja pastel, el marrón, el amarillo y el verde. Se pueden agregar también el azul y el blanco, los cuales contrastan bastante bien con el inmobiliario y la vegetación. Por otro lado, la luz debe ser acogedora y puede emplearse para destacar algunos elementos. Se recomienda el uso de velas o lámparas de papel. Todo es cuestión de crear un ambiente íntimo y reconfortante.

  1. Detalles personales

Una de las ventajas del estilo étnico es que puedes darle tu toque personal a los espacios, así que puedes hacer gala de todos esos objetos especiales que conseguiste en tus viajes. Estos se transformaran en detalles complementarios que reflejarán tu personalidad y llamarán la atención de los visitantes. Hablamos de máscaras de tribus africanas, alfombras orientales, tótems de antiguas civilizaciones, baúles arcaicos, instrumentos musicales o tapicería artesanal.

Ahora que tienes estas claves, pon manos a la obra y saca del clóset todo lo que has recopilado en tus viajes. Ha llegado el momento de darle uso a todos esos hermosos recuerdos. ¡Feliz decoración!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *